Estante para libros hecho con libros


Podría afirmar que el espacio para exhibir o almacenar objetos nunca es suficiente. Y cuando el espacio del hogar es limitado, entonces se debe aprovechar el espacio vertical de las paredes con las socorridas repisas. Pero, ¿para qué invertir en unas repisas aburridas y comunes si puedes hacer unas magníficas tu mismo? Y es que este proyecto para crear una estantería invisible  captó mi atención de inmediato. Estético, sencillo y muy original, este estante para libros hecho con libros es una opción funcional y decorativa para tu hogar.

Para hacer esta repisa necesitarás una balda en forma de L, más bien grande, tornillos pequeños y otros largos, pegamento y un libro viejo y pesado que no necesites, de tapa dura. Comienza midiendo el centro del libro. Ábrelo y traza en la primera hoja el borde de la balda que irá dentro. Con un cutter, comienza a calar en las hojas un rectángulo donde cabrá perfectamente el extremo de la balda. Haz lo mismo con la tapa del libro, la idea es que no se note el extremo de metal por debajo del libro-repisa.  Abre nuevamente el libro y asegura la balda en su lugar con el tornillo. Puedes utilizar un taladro o hacerlo manualmente.

Una vez que esté asegurada, tapa la balda pegando con mucho pegamento la tapa a la última página del libro. Aplica presión y deja secar. Asegura a la pared utilizando un taladro y tornillos. Luego coloca suficientes libros para tapar el extremo de metal que sobresale y voila! tienes tu repisa lista!.

Para consultar una explicación más detallada y más fotografías, revisa Instructables.

Otros artículos que pueden interesarte:

, , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)