Tocadores para el dormitorio


Los tocadores para el dormitorio son una magnífica opción para aquellas mujeres que desean un pequeño rincón dedicado a expresar al máximo la feminidad: maquillarse, peinarse, cuidar de la piel y disfrutar de unos minutos al día cuidándose. Si estás pensando en conseguir un tocador para tu habitación, puedes revisar estos pequeños consejos que facilitarán la tarea.

Al escoger un tocador para el dormitorio, debes evaluar las características fundamentales que debe contener. Por ejemplo, revisa la cantidad de espacio que necesitas y también la cantidad de “cosas” que quieres colocar allí. Es necesario comprobar si el tocador que deseas combinará con la decoración general de la habitación. La iluminación es otra de las características que tiene que tener en cuenta. ¿Existen lámparas conectadas al conjunto o vas a tener que colocarlo en un lugar cerca de un foco? Al ser una zona destinada a maquillarte y prepararte para salir, debe contar con una buena iluminación, ya sea natural o artificial.

Con el revival de la estética vintage, bien podrías pensar en adquirir un hermoso tocador antiguo. En vez de ir a un centro comercial o tienda de muebles ¿por qué no te vas mercado de pulgas y eliges diferentes piezas individuales de distintos lugares? Las ventas de garaje son otra opción que puedes explorar. Te sorprenderá la clase de cosas que puedes encontrar y nunca se sabe, tal vez encuentres el tocador de tus sueños! Asegúrate de que hay algo de sentido en las cosas que compras y que van a armonizar con la decoración general de la habitación. No te olvides de mezclar y combina materiales, colores y acabados.

A veces, la mejor decoración viene de dentro. No es necesario adquirir muebles de tiendas costosas o de grandes marcas para consentirte con un lindo tocador. Todo lo que necesitas es una imaginación activa, un poco de pintura y barniz sobre algún escritorio o mueble que tengas olvidado o que consigas en una tienda de segunda mano y un espejo.

Cuando compres o reformes tu tocador, debes tener en cuenta la decoración del resto del espacio. Por ejemplo, si tu habitación tiene un esquema clásico de color blanco, la opción más sencilla a hacer sería ir a por un tocador clásico blanco. Un espejo oval con un borde blanco, una mesa blanca y un taburete en madera será perfecto. También podrías hacer todo lo contrario buscando un mueble en tonos contrastantes pero del mismo estilo o material; la idea es complementar, no hacer que el tocador se vea aislado del conjunto de la habitación.

Si quieres mantenerlo muy simple, una pequeña mesa fijada en la pared, con un espejo y un taburete a juego con la habitación sería ideal para colocar tus cosméticos y tener un rincón para prepararte cada mañana. Puedes almacenar el resto de artículos de belleza en cajones decorados de madera o cartón en la parte de abajo. Es una forma de ahorrar espacio y ofrece algo que siempre estamos buscando: un lugar dedicado a ti misma.

Imágenes: Alkemie, Sarahlloyd, Coconisfurniture, Bedroomsets, Homedecorating, seecreatures

Otros artículos que pueden interesarte:

, , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)