Saltar al contenido

Protege tu casa del frío con tejidos cálidos

En pleno invierno, cuando el frío nos amenaza y vemos llover y nevar tras los cristales, pocas sensaciones son tan reconfortantes como recrearnos en la calidez del hogar. Un buen aislamiento térmico y un sistema de calefacción son esenciales, pero también hay algunos cambios que podemos hacer nosotros mismos sin necesidad de gastarnos mucho dinero y que además pueden suponer un saludable cambio de look. Preparar nuestra casa para combatir las bajas temperaturas del exterior es cuestión de tejidosv.

Lo primero es el suelo. La madera es más cálida que los suelos de terrazo, por ejemplo, pero tengamos uno u otro, una buena alfombra nos aisla de ese frío tan indeseado para nuestros pies. Mejor si es gruesa y de pelo, y atención a los tejidos. Las mejores son las de lana.

Lo segundo las ventanas. Unas cortinas gruesas, oscuras y de materiales como la chenilla o el jacquard contribuirán a crear una sensación termica agradable y también a mantener el calor del sol y de la calefacción. El doble cortinaje es muy aconsejable.

Y lo tercero a tener en cuenta son las puertas. Puede que tengamos unas ventanas aislantes, pero por la puerta suele escaparse calor y entrar frío, dependiendo de las corrientes de aire. Un buen remedio es este práctico y decorativo burlete que podemos comprar. Qué os parece?

Tal vez pueda interesarte:

Visto en Casa, Ikea y A-Diseño

Quizas te interese…

Fundas para el otoño