Saltar al contenido

Cómo personalizar las tomas de corriente

Cuando redecoramos una estancia es común comenzar con las paredes. Ya sea cambiando su color, colocando algo de arte o vinilos decorativos, las paredes suelen ser las protagonistas de cualquier espacio. Cambiar las tapas de las tomas de corriente por otras decorativas es una forma de agregar un toque distintivo a las paredes, sin embargo, éstas tapas de colores o con diseños suelen ser muy costosas. Para que no termines instalando las mismas tapas de las tomas de corrientes blancas y aburridas, te enseñaremos cómo personalizarlas.

Para personalizar las tapas de las tomas de corriente necesitarás papel (aquí usan papel periódico, pero puedes usar papel de envolver o hacer un collage con diferentes colores), tapas de tomas de corriente blancas, simples y lisas, una brocha de esponja, un recipiente con agua y pegamento  blanco.

Retira los tornillos de las tapas y corta el papel a utilizar un poco más grande que la tapa (un centímetro bastará), para poder forrarlas fácilmente.

Mezcla el pegamento con agua a partes iguales en la taza y humedece el papel en la mezcla. Cubre muy bien la tapa con el papel, doblando los extremos hacia dentro y marca los bordes con los dedos para que se adhiera perfectamente.

Tal vez pueda interesarte:

Cubre nuevamente el papel con la mezcla de pegamento. Deja secar muy bien. Abre los agujeros utilizando un alfiler o aguja, deslizándolo por el borde. Repasa nuevamente el papel con la mezcla de pegamento y asegura bien los bordes. Deja secar e instala normalmente.

Fuente: JosieJones