Saltar al contenido

Cómo reciclar sillas

Si te has topado con unas sillas magníficas en algún mercado de antigüedades o has encontrado unas sillas que irían perfectas con tu decoración pero éstas tienen el asiento, que solía ser tejido,completamente arruinado no las deseches! tienes varias opciones para solucionar ese pequeño detalle sin invertir demasiado dinero o sin tener que llevarlas a algún restaurador. Ideal para sillas antiguas de asiento tejido, esta labor de Martha Steward seguramente será tu salvación. Aprende cómo reciclar sillas en un santiamén.

Cómo reciclar sillas

Para reparar sillas sin asiento tienes dos opciones: o fabricas la parte superior utilizando una pieza de MDF cortada y forrada con espuma de goma y tela lo que supone mucho más trabajo y una inversión más cuantiosa, sobre todo si no tienes las herramientas para cortar la madera a la medida o aplicar esta sencilla idea; para la cual necesitarás tela resistente de algodón o dril o tiras de algodón resistente (la que se usa para las asas de bolsos y carteras) , grapas, tijeras y unas tachuelas doradas.

Reciclando sillas viejas

Comienza limpiando y lijando/pintando muy bien las sillas que desees restaurar. deja secar muy bien la pintura antes de dedicarte a hacer los asientos. Si quieres usar tela, deberás cortar y coser cada una de las tiras que compondrán el asiento; si usas tiras tejidas para bolsos sólo tendrás que recortarlas siguiendo el ancho de la silla y dejando unos 2 o 3 centímetros extra a cada lado. Una vez tengas las tiras hechas, comienza a entretejerlas y asegúralas a los lados con un par de grapas. Cuando hayas finalizado, cubre los extremos de las tiras que han quedado a los lados con tachuelas, para tapar las grapas y darles un toque más sofisticado. Más sencillo, imposible! y son muy duraderas, perfectas para exteriores.

Imágenes: marthastewart.com, my-art-beat.blogspot.com

Tal vez pueda interesarte: