Saltar al contenido

De aburrido a chic: transforma tu decoración

Decorar un espacio no se limita a agrupar muebles y objetos decorativos de un estilo similar, sino que es una experiencia en la que deberían integrarse la personalidad de los habitantes del hogar y la funcionalidad del lugar. Un lugar decorado sin un objetivo concreto puede lucir sencillamente simple y aburrido. Si cada vez que ves tu casa te invade un sentimiento de que falta algo y no sabes qué, seguramente estos consejos para transformar tu decoración pueden ser la clave para lograr tu objetivo. Estos tips de decoración extraídos del libro “100 Ways to Happy Chic your life“, escrito por Jonathan Adler son muy fáciles de poner en práctica y marcarán la diferencia.

  • Evita lo predecible: reta la norma para crear un look único y particular. Si tienes una superficie texturizada, como una pared de azulejos o ladrillos expuestos no permitas que pase inadvertida. Constrástala con una pintura o fotografía para atraer la atención.
  • No temas mezclar estilos y épocas. Una habitación decorada completamente siguiendo las pautas de un estilo puede resultar demasiado plana, así que agregar algún elemento de otro estilo o época puede ser el toque final para alegrar y personalizar la decoración. Lo mismo aplica para los colores y texturas.
  • Incluye objetos hechos por ti, añaden una sensación de felicidad y originalidad al espacio. Todo lo que haces es particular y llena con tu personalidad tu hogar.
  • Abraza la irreverencia: Adler ha pintado mostachos a pinturas de estilo clásico y dice que nada es demasiado sagrado. Considera  utilizar animales de papel maché o cualquier objeto divertido que añada personalidad al espacio.
  • Crea un lugar personal, un rincón dedicado a ti mismo en el que puedas ser indulgente y consentirte de vez en cuando. Cuelga campanas y móviles, deja que la brisa les arranque tañidos y déjate llevar por su mágico y relajante sonido.
  • No temas al color negro: Combina muebles, paredes y objetos en negro; pues este color es la vía más corta para alcanzar un look chic.
  • Muestra el desgaste: aprecia aquellos objetos que muestran el paso del tiempo, pues cuentan historias y añaden personalidad.
  • Si tienes una estantería, utilízala como un elemento de la composición: no veas las bibliotecas y estanterías como meros depósitos y lugares de almacenamiento; úsalas para exhibir objetos, libros y arte. Mezcla texturas e iluminación.
  • No necesitas invertir dinero para tener una decoración chic: reorganizar el mobiliario y todos los objetos decorativos puede transformar tu espacio.

Imágenes: ArchitecturalDigest