Saltar al contenido

Fantástico espejo redondo decorado

Los crisantemos son unas flores hermosas, sus múltiples capas de pétalos y su color en degradé son sencillamente preciosos! Si te gustan los crisantemos y necesitas una pieza central para tu decoración, entonces este fantástico espejo redondo decorado con cucharillas plásticas es perfecto para ti. En este artículo aprenderás a hacer esta maravillosa pieza decorativa que engalanará cualquier rincón de tu hogar.

Para hacer este espejo, necesitarás muchas cucharillas plásticas, una base redonda en cartón muy fuerte o madera con un agujero en el dentro ligeramente más pequeño que el espejo que colocarás por detrás, pegamento y pintura de los colores que desees.

Comienza cortando los extremos de las cucharillas. Pégalas con pegamento caliente en la base, con la parte cóncava hacia arriba pues esto le dará la forma de pétalo y otorgará volumen y textura. Pega primero las del extremo superior y ve llenando la base de madera hacia adentro, para crear las capas.

Una vez estén todos los “pétalos” pegados a la madea, pinta de un color base, puedes usar pintura en spray. Deja secar y con una brocha pinta uno a uno los pétalos de tu espejo, utilizando el tono más oscuro para la parte interna. Ve aclarando el color a medida que te acercas al borde exterior. deja secar y fija el espejo en la parte posterior. Ya está lista para exhibir!

Tal vez pueda interesarte:

Para más fotografías y procedimiento detallado, visita Addicted2decorating