Saltar al contenido

Integra interior y exterior en tu decoración

Mira por la ventana… ¿qué observas? Sin importar si tienes una maravillosa vista hacia el océano o si da hacia un jardín típico de las casa, incluso la ciudad, puedes integrar el exterior y el interior en la decoración, trayendo elementos de afuera dentro de tu casa. Simplemente aprovecha la paleta de colores, materiales y algunos elementos decorativos  y comienza a maravillarte con la amplitud que otorga a tus espacios este truco.

El color ofrece una de las formas más comunes de traer el exterior a tu hogar. ¿Tienes una vista llena de árboles y plantas  muy verdes en tu ventana? Entonces lleva este color a tu mobiliario. No creas que el color tiene que ser del tono exacto, pues diversos matices crearán dimensiones.

Si eres lo suficientemente afortunado para tener una vista hacia el agua (mar, piscinas, un lago) considera el azul. Muebles azules, paredes y alfombras crearán un hilo conductor entre lo que ves fuera y dentro. Incluso si vives en un apartamento en un piso elevado que deja entrar el azul del cielo, estos colores son ideales.

Si vives en un espacio donde entra la luz a raudales, entonces fija esa sensación cálida utilizando amarillos y naranjas. Una forma sencilla de alcanzarlo es a través de accesorios, como almohadones, alfombras y hasta bandejas con frutas.

Tal vez pueda interesarte:

En caso de que seas una persona apasionada por la  jardinería y las flores, entonces refleja la belleza de sus colores en el interior de tu hogar. El ojo conectará inmediatamente el tono de tu sofá con las flores maravillosas que ves por la ventana.

Siéntente libre de incorporar colores que no son necesariamente los mismos que ves afuera. En efecto, un mínimo de colores complementarios resaltará los colores inspirados por la naturaleza. Un azul rey emulará el color brillante de la piscina del patio. mientras que el naranja lo suavizará.

Fuente: Houzz