Saltar al contenido

Repisas para cualquier rincón

Apenas me mudé a mi nueva casa, deseé desinstalar un armario muy deteriorado que estaba en una pared, con lo cual se reveló un nicho en la pared. Al parecer, el mueble había sido hecho a la medida del agujero y no conseguí que ningún mueble casara completamente en el hueco. Como no tenía la posibilidad de hacer otro mueble a medida, descubrí que con unas cuantas repisas podría hacer la diferencia y aprovechar el espacio, creando un lugar para almacenar y exhibir algunos objetos. Ojalá hubiese encontrado entonces estas maravillosas ideas, con las cuales es posible instalar repisas en cualquier rincón y sacar el máximo partido al espacio.

La opción más sencilla es instalar baldas de pared a pared, es tan sencillo como instalar algunas uniones metálicas en la pared y colocar sobre ellas las tablas. Pero si deseas una superficie un poco más original, puedes colocar repisas a la mitad, alternándolas. Otra forma sencilla es pintar los lados o el interior del nicho en colores contrastantes que vayan con el resto de la paleta elegida para decorar la habitación. Del mismo modo puedes empapelar el interior del nicho con papel tapiz. Un toque de color y profundidad fantástico para agregar personalidad a cualquier habitación.

Tal vez pueda interesarte:

Si deseas aprovechar mucho más el espacio, ¿qué te parece instalar un pequeño escritorio y una silla bajo un par de repisas? Tendrás inmediatamente un espacio confortable para trabajar, estudiar o usar tu portátil. Algo tan sencillo como un par de repisas pueden hacer tu hogar mucho más cómodo y funcional.

Imágenes. Shelterness