Saltar al contenido

Un chalet de ensueño

En esta fría temporada muchos fantaseamos con tener un lindo refugio en medio de la nieve, acogedor y lleno de estilo, que nos cobije del tiempo inclemente. Este chalet de ensueño, ubicado en los Alpes franceses y decorado por  Lionel Jadot nos propone un estilo a medio camino entre lo rústico y lo moderno; lo tradicional y lo actual. La abundancia de texturas y materiales empleadas por este decorador logra armonía, lujo y comodidad en un pequeño espacio que vale la pena revisar. 

El decorador belga Lionel Jadot fue el encargado de transformar una antigua granja en un chalet ajustado a las necesidades modernas. Situado cerca de Megève,  el lugar cuenta con dos niveles,. En la planta superior se ubicaron los dormitorios, mientras que abajo creó una impresionante sala de estar con una estructura de planta abierta que aumenta la sensación de espacio y libertad.La madera de las paredes y la decoración colorida logran dotar al espacio de una amplitud visual y una iluminación natural que es, al mismo tiempo cálida y moderna.

El corazón del lugar es una chimenea tradicional ubicada en el centro. Para la decoración se empleó una encantadora mezcla de objetos antiguos y tradicionales que define la personalidad del chalet, expresados en la incorporación de varios muebles y piezas pertenecientes a diferentes culturas de África, Asia y Europa.

Tal vez pueda interesarte:

Destaca la mezcla de texturas: en el comedor el grano de la madera armoniza con el suave y mullido textil que recubre las sillas y el tejido de la lámpara. En los baños, el concreto sobrio contrasta con el colorido aporte de piezas decorativas como alfombras y toallas; mientras que el rústico tejido de los muebles se engalana con los colores de cojines y de los lomos de los libros expuestos en una biblioteca. La cocina merece una mención aparte, por la moderna combinación de mosaicos que recubren la isla y la estufa de acero cromado.

En un espacio como este nada luce excesivamente nuevo o antiguo, todos los elementos se conjugan para dar vida a un espacio de ensueño enclavado en medio de las frías montañas.

Fuente:  lioneljadot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *