Saltar al contenido

Cómo retapizar sillas viejas

Así que encontraste la silla PERFECTA para tu decoración, o sencillamente cambiaste por completo el esquema de colores del comedor y las sillas no combinan ni por asomo. Ya sea que hayas heredado, deteriorado o sencillamente deseas cambiar el aspecto de tus sillas de comedor, retapizar una silla no es tan difícil como parece. Busca un destornillador, la tela que prefieras, una tijera y manos a la obra! Hoy te enseñaremos a retapizar tus sillas paso a paso.

Comienza volteando la silla. Ubica los tornillos que unen la parte tapizada en tela con el armazón. Suelta todos los tornillos y separa esa pieza. Probablemente encontrarás que la tela está sujeta al soporte con grapas, utiliza un destornillador de punta plana para deshacerte de ellas. Ten cuidado de no romper por completo la tela, pues la necesitarás.

Una vez hayas logrado soltar la tela vieja, tómala y utilízala como patrón para cortar la nueva. Aprovecha para cambiar el relleno de goma espuma en caso de ser necesario. Ahora coloca el recorte de tela nueva cubriendo completamente la superficie. Ten cuidado de que no queden arrugas antiestéticas en tu trabajo. Tómate todo el tiempo que necesites para hacer los dobleces en las esquinas. Vuelve a asegurar la tela con grapas.

Este es el momento perfecto para retocar o cambiar la pintura de la silla, si es que quieres una transformación completa. Deja secar la pintura y coloca el asiento ya retapizado sobre el armazón de la silla y asegúrala con los tornillos nuevamente. Listo! Ya tienes unas sillas nuevas que armonizan perfectamente con tu espacio.

Tal vez pueda interesarte:

Imágenes: Craftholicanonymous