Saltar al contenido

Diferencias entre cerramientos de cristal y cerramientos de aluminio

A la hora de cerrar una terraza o balcón, podemos encontrar varias opciones viables. Si bien es cierto que durante décadas los cerramientos de aluminio eran los más demandados, actualmente podemos optar por soluciones más estéticas y con mayores ventajas arquitectónicas como los cerramientos de cristal. A continuación hablamos un poco sobre la diferencia entre ambos.

Diferencias entre cerramientos de cristal y cerramientos de aluminio

Cerramientos de aluminio y cortinas de cristal

Para hablar de las diferencias, primero vamos a entender un poco qué es cada cosa. Para empezar, tenemos los cerramientos de aluminio, que son la manera convencional de cerrar una terraza, porche o balcón. Esos grandes ventanales con perfilería de aluminio que se abren y cierran de forma similar a la que lo hacen las ventanas.

Estos cerramientos se han usado durante décadas para cerrar balcones e incorporarlos a las viviendas, consiguiendo así una especie de ampliación de la vivienda. Además de ser una solución drástica que nos hace prescindir de una terraza, el impacto visual de los perfiles de aluminio no es de lo más estético que digamos.

Cerramientos de aluminio

Por otro lado, tendríamos los cerramientos de cristal. Las cortinas de cristal son soluciones mucho más estéticas a la hora de acondicionar una terraza para poder disfrutarla todo el año. Es cristal y no cuenta con perfilería, por lo que no tendremos barreras visuales que nos separen del exterior, entre otras ventajas veremos a continuación.

En cuanto a costes dependerá siempre de qué tipo de cerramiento y la superficie a cerrar. En el sitio web de Lumon, empresa líder en el sector, puedes ver más sobre los cerramientos de cristal precios.

Terraza con cortina de cristal

Una cuestión de estética

En lo que a estética se refiere, debemos decir que los cerramientos de aluminio no la respetan demasiad. Lo cierto es que, dependiendo de la perfilería que se use, puede restarnos más o menos estética a las fachadas. Es decir, con un cerramiento de aluminio no lucirán tan bonitas como deberían. Además, si nuestra vivienda está en un bloque de pisos, el tipo de cerramiento que usemos, afectará en mayor o menor medida la estética del mismo. Esto con los cerramientos de cristal no sucede pues nos evitamos los perfiles y tan sólo se ve una cortina de cristal transparente.

Tal vez pueda interesarte:

Terraza con cerramiento de cristal

Menos problemas con la comunidad

Inevitablemente, al colocar cortinas de cristal tendremos menos problemas con la comunidad. Los cerramientos convencionales trastocan mucho la estética general de la fachada, como hemos comentado antes, por eso es frecuente que la comunidad de vecinos no de el visto bueno en muchas ocasiones. Con los cerramientos de cristal es menos probable al alterar estéticamente la fachada del edificio.

Diferencias entre cerramientos de cristal y cerramientos de aluminio

Estancia abierta o cerrada

Mientras que los cerramientos de aluminio son fijos, como una ventana corriente, las cortinas de cristal pueden abrirse y plegarse como un acordeón. Esto permite que se pueda abrir dejando que la estancia esté en contacto con el exterior, o cerrarla cuando queramos un poco más de privacidad o haga demasiado frío o calor. Con ellas no tendremos que renunciar a las zonas abiertas de nuestra casa.

Diferencias entre cerramientos de cristal y cerramientos de aluminio

Contar con espacio extra

En resumen, podemos decir que las cortinas o cerramientos de cristal nos permiten contar con un espacio extra en casa, dando así balcones o terrazas al interior, pero sin prescindir de ese desahogo que suponen esos rincones conectados con el exterior. Un buen lugar para hacer un comedor o incluso un despacho para poder trabajar cómodamente desde casa, ahora que el teletrabajo está tan de moda.

Cortinas de cristal

Ahora que ya conoces las diferencias entre cerramientos de aluminio y cortinas de cristal seguramente podrás tomar la mejor decisión de acuerdo a tus necesidades… ¡Gracias por seguirnos!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *