Saltar al contenido

Trucos para decorar con pintura

Cuando se trata de hacer reformas de bajo presupuesto, sin lugar a dudas la pintura es uno de esos materiales que reina sobre los otros, pues si te sobró un poco de pintura de tu último proyecto de decoración o bricolaje, existe un sin número de trucos para decorar con pintura en los que puedes aprovecharla.

Decora tus paredes con esténciles: Un esténcil, comprado o hecho por tí misma, cinta adhesiva, una brocha y ese bote de pintura pueden ser suficientes para añadir una pared de acento en tu sala, e incluso, un cabecero para tu cama.

Pinta detalles en tus muebles: una vez más, un esténcil o algo de cinta adhesiva para crear un patrón geométrico  hará que esa cómoda pase de aburrida a fabulosa.

Transforma un viejo espejo: si tienes un espejo que luce un poco anticuado, pero que no desechas porque te gustaría remozarlo y sacar partido de su aire vintage, entonces un poco de pintura puede obrar un milagro en él.

Tal vez pueda interesarte:

Acentúa las repisas: pintar el interior de las repisas en un tono contrastante es una forma de integrarlas al resto de la decoración y acentuarlas en caso de que sean de un tono muy apagado.

Decora tus escaleras: usando un esténcil o letras para dejar lindos mensajes, tus escaleras no pasarán desapercibidas si las retocas con un poco de pintura.

Molduras:  una pared lisa puede convertirse en el centro de atención con la adición de unas pocas molduras pintadas en un tono contrastante. Puedes conseguirlas en cualquier tienda de manualidades o decoración e instalarlas muy fácilmente.

Imágenes: BelleMaison, HometoLife, LovingLivingSmall, 4LifeHome, Babble, Remodelaholic,